Desde el centro de Santiago tienes un hotel a tu disposición que te permite concocer toda esta maravillosa ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Desde sus estrechas calles tendrás una visión de los lugares mas entrañables y curiosos. La rua do Franco es el centro neurálgico del ambiente que hace destacar esta ciudad como hospitalaria, sus tradicionales tabernas junto a modernos restaurantes crean un entorno que es único para disfrutar de un buen vino y un pulpo gallego.

A escaso metros del hotel tenemos la Plaza del Obradoiro, con la impresionante catedral punto y final de todos los caminos que llevan a Santiago.